Blog de Abogados - Abogados en Sevilla
522
post-template-default,single,single-post,postid-522,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Cuando el tiempo se acaba y no hay viviendas

Ya en anteriores post trate el problema de los alquileres en algunas zonas de España, y el problema que los apartamentos turísticos están suponiendo para el acceso a la vivienda de los habitantes de una ciudad.

Hoy he tenido que escuchar la desesperación y el llanto de una mujer de 80 años, Carmen,  que junto a su marido enfermo y una pensión de 900 euros tiene que abandonar una vivienda en la que lleva 50 años, en el centro de Sevilla, de alquiler de renta antigua porque el propietario la necesita para él y cumple los requisitos legales para poder desahuciarla. Tras un año buscando desesperadamente un alquiler no encuentra nada en Sevilla que pueda pagar y su mejor escenario es aguantar en la vivienda hasta que un juzgado establezca la fecha de lanzamiento y el ayuntamiento considere que está en situación extrema para ayudarla.

La respuesta fácil seria cargar contra el propietario que la quiere desahuciar, pero es su propiedad y puede disponer de ella como quiera. Está en su derecho y sus motivos son tan validos como los de la inquilina.

El problema es político, los gobiernos tienen que facilitar el acceso a una vivienda digna, y en el caso de la interrupción de los apartamentos turísticos vamos tarde, no se puede limitar los precios del alquiler, como alguien sugirió, eso no es constitucional, existe un derecho fundamental llamado propiedad, que está protegido, junto a la libertad de empresa, que hace que la solución no pueda ser, ni limitar los precios ni prohibir los apartamentos turísticos.

La única opción es meter vivienda de alquiler publica en el mercado, expropiar a los bancos o comprar sus viviendas, construir nuevas y alquilarlas, esa es la única forma de regular los precios, que haya viviendas de sobra en el mercado. Todo lo demás son parches que no solucionan el problema de tantos jóvenes que no pueden salir de casa de sus padres o de mayores que se encuentran en la situación de Carmen.

Ya han pasado las elecciones, es tiempo de mirar los problemas de la gente y solucionarlos.


Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.