Blog de Abogados | Elecciones andaluzas
309
post-template-default,single,single-post,postid-309,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Elecciones andaluzas

Política & Justicia. El día 2 de Diciembre todos los andaluces estamos convocados a las Elecciones al Parlamento Andaluz, no pretendo condicionar el voto de nadie con mi artículo, solo me gustaría compartir una reflexión, que quizás pasa desapercibida en una realidad de desinformación y de manipulación  social y política.

Cuando votamos, no solo elegimos a nuestros representantes políticos, sino a las personas que legislan en nuestro país, los que hacen las leyes, que luego los jueces tienen que aplicar. Muchas veces los clientes cuando se les explica cómo funcionan determinadas normas en nuestro país, “La Ley es así”, se sorprenden o se llevan las manos a la cabeza, porque lo consideran injusto y esta letrada solo puede decirles: “esa norma la ha hecho un partido político al que han votado los ciudadanos”.

Nos centramos en el color político, en la política económica de los posibles candidatos, en si son de derechas o izquierdas, en lo bien que nos cae el candidato,  pero nos olvidamos que le estamos dando el poder a alguien para que  puede regular TODOS los aspectos de nuestra vida  y cuando digo todo, me refiero a TODO.

¿Quién limita al poder político? ¿Quien tiene el  poder para proteger a los ciudadanos del abuso del poder por parte de los gobiernos? Únicamente el poder Judicial, que es el encargado de que ninguna ley sea contraria a los derechos que la Constitución, la legislación europea y los tratados internacionales nos otorgan a los ciudadanos y desgraciadamente hemos asistido en las últimas semanas, a un espectáculo bochornoso, de intentos de manipular y controlar el poder judicial, con los famosos mensajes de WhatsApp en el nombramiento del Consejo General del Poder Judicial  o con el asunto de la Banca y los impuestos de las hipotecas, que dejan en los ciudadanos una sensación de desprotección y en los profesionales del derecho la cara de estupefacción y las manos en la cabeza cuando vemos cómo intentan cargarse la separación de poderes y la independencia de la Justicia.

Ante el mal cuerpo, siempre nos quedará Europa.

Sin comentarios

Comenta el Post