Blog de Abogados - Abogados en Sevilla
491
post-template-default,single,single-post,postid-491,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
JAQUE MATE

La importancia relativa del testamento en España

A nadie le gusta pensar en la muerte y algunos consideran un mal augurio hablar de testamento o piensan que es muy caro. Hacer testamento cuesta unos 50 euros aproximadamente y aparte de facilitar los trámites de la herencia a nuestros herederos, recoge nuestra voluntad.

Pero en España no existe libertad a la hora de dejar nuestros bienes. Salvo en Navarra donde puedes dejar tus bienes a quien quieras, en el resto de España en menor o mayor porcentaje tienes que dejarle una parte a tus hijos y sino los tienes, a tus padres. Solo si no tienes padres e hijos puedes dejárselo a quien consideres. 

Vayamos por partes, salvo Cataluña, Galicia, País vasco y Aragón donde la parte que tienes que dejarle a tus ascendientes o descendientes es menor, la regla general es que si tienes hijos, a ellos les pertenece un tercio de la herencia obligatoriamente, otro tercio sirve para mejorar a algún hijo o nieto y existe un tercio de libre disposición “relativa”, ya que de ese tercio tienes que dejarle el usufructo al viudo. 

Y en el caso de familias unidas no hay problema, porque lo normal es que un padre quiera dejárselo todo a sus hijos, protegiendo a su cónyuge todo lo que pueda, pero existen casos donde uno de los hijos desatiende a sus padres, o tienen otros problemas entre ellos, la casuística de los conflictos familiares es interminable,  hijos solteros que mueren jóvenes y heredan sus padres dos tercios de la herencia obligatoriamente, cuando en su día los echaron de casa por tener una orientación sexual diferente. O viudos teniendo que endeudarse para darles a sus hijos su parte de la herencia, para no tener que vender su vivienda que toda la vida compartió con el difunto y que se compró con el esfuerzo de ambos, ante la reclamación de los hijos de su parte de la herencia. 

Existen muchas voces que creen necesaria una reforma que permita la libertad de testar o al menos aumente la que tenemos hoy día. Y que nadie tenga el derecho a quedarse con el fruto de nuestro trabajo si nosotros no queremos. 

Libertad para testar o protección a los herederos, esa es la cuestión…

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.